Skip to content

Compresiones Articulares


Las compresiones articulares se utilizan a menudo como parte de una dieta sensorial. Proporcionan información profunda que ayuda directamente a desarrollar la conciencia propioceptiva. Estos receptores ubicados entre los huesos y en nuestro tejido conectivo ayudan a nuestro cerebro y cuerpo a determinar cuánta fuerza aplicamos y dónde estamos en el espacio.

Cómo aplicarlas

Para realizar las compresiones articulares, coloque una mano a cada lado de la articulación y aplique una presión firme (piense en la cantidad que usaría para colocar una tapa en sus artículos de plástico) y suelte. Presione y suelte hasta 10 veces (menos si es probable que su hijo no soporte todo el proceso).

Si su hijo dice “ay!” probablemente sea porque su cerebro y su sistema sensorial no están procesando el aporte táctil normalmente, y no porque usted esté presionando demasiado fuerte. De todos modos, alivie la presión y no los fuerce, más bien anime a su hijo a intentarlo nuevamente, tal vez mientras está distraído con su juguete o actividad favorita.

¿Dónde hacer compresiones articulares?

Puede realizar una compresión articular en cualquier articulación del cuerpo, a continuación se muestran ejemplos de desempeño adecuado para los dedos, la muñeca, el codo, la cadera, la rodilla, el tobillo y el pecho.

Dedos: puede realizar compresiones articulares en cada articulación de los dedos sosteniendo por encima y por debajo de la articulación, use una presión firme pero suave para juntar la articulación.

Muñeca: coloque una mano justo encima de la muñeca en el antebrazo y otra justo debajo de la muñeca en la mano.

Codo: coloque una mano en la parte superior del brazo y la otra en el antebrazo. Alinee el codo en una posición recta si es posible (¡pero no hiperextendido!).

Cadera: coloque una mano en la cadera por encima del trasero y la otra en la parte superior de la pierna.

Rodilla: coloque una mano sobre la rodilla en la parte superior de la pierna y la otra en la parte inferior de la pierna, justo debajo de la rodilla.

Tobillo: coloque una mano sobre el tobillo en la parte inferior de la pierna y con la otra agarre el pie.

Pecho: Coloque una mano sobre el esternón/pecho y la otra mano opuesta en la espalda, use una presión firme empujando sus manos una hacia la otra.